NUEVA YORK: VIAJE DE NOVIOS VOL.I

Lo prometido es deuda. Después de compartir con vosotros en redes sociales, parte de nuestra luna de miel, muchos de vosotros me pedisteis que os contara más. Por eso, el post de esta semana lo dedico a la primera parte de nuestro viaje, Nueva York. La próxima semana os cuento el resto de nuestra aventura en EEUU.

A pesar de que el viaje fue totalmente libre y sin actividades programadas, para su organización contamos con la inestimable ayuda de los chicos de VIAJES PAZ. Así que la reserva de los vuelos y de los hoteles fue muy sencilla y la elección genial.

EL VUELO

Nuestro viaje comenzaba el 22 de mayo, a las 6:45 am, volamos Valencia-Frankfurt-NY. El vuelo, tanto de ida como de vuelta, lo hicimos con Lufthansa y además en el trayecto de ida tuvimos la suerte de viajar en un Airbus 380, el avión de pasajeros más grande del mundo. La experiencia fue insuperable y el trato a bordo magnífico. Así que ocho horas de vuelo después llegamos al JFK. Puesto que al volar en dirección oeste, ganamos horas, llegamos al aeropuerto a las 14:30 hora local, una hora después de lo previsto puesto que el avión no tenía permiso para aterrizar a la hora establecida, lo que nos ofreció casi una hora de vuelo panorámico sobre la ciudad de Nueva York.

TRASLADOS JFK-NY

Una vez allí, debíamos buscar nuestro transfer al hotel. Nosotros habíamos reservado este servicio con anterioridad puesto que nos parecía el más cómodo, a un precio razonable. Se trata de un vehículo compartido que te recoge en el aeropuerto y te lleva hasta el hotel seleccionado. Fue toda una experiencia, llegamos en hora punta y además con lluvia, así que experimentamos de primera mano el tráfico de la city.

LA CIUDAD

El hotel en el que pasamos nuestra primera semana del viaje fue el Hotel Standford, un hotel boutique situado junto al Empire State. Como os imagináis, la situación del hotel no podía ser mejor y además el hotel fue un verdadero acierto, con el que sin duda repetiremos en nuestra próxima visita a la ciudad.

Como os podéis imaginar, Nueva York es una ciudad inmensa, llena de contrastes y de vida. Era nuestro destino soñado desde que estamos juntos (hace ya 12 años) y he de decir que, a pesar de estar tentados a visitarlo en alguna ocasión, siempre quisimos reservarlo para este viaje tan especial.

El primer día paseamos por la Quinta Avenida desde el Empire State hasta Central Park. A lo largo de este recorrido encontraréis el Empire, la Biblioteca Pública, la catedral de San Patricio, el Rockefeller Center, la torre Trump,… como podeís ver, el paseo no tiene desperdicio. Por la tarde, cogimos el ferry a Staten Island para ver la Estatua de la Libertad y tener una panorámica de la zona sur de Manhattan y su distrito financiero. De vuelta, paseamos desde el inicio sur de Broadway hasta el Memorial del 11S, realmente sobrecogedor. A lo largo de este paseo disfrutareis del Charging Bull, Wall Street, la Bolsa de NY, y del World Trade Center. La entrada al Museo del Memorial del 11S es gratuita los martes por la tarde, con reserva previa. Así que si está en vuestros planes visitarlo y lo reserváis online, no os costará nada y además os evitareis colas. El día finalizaba con una parada obligatoria, las compras en el 21th Century, un mega outlet que nada tiene que ver con los outlets que conocíamos, los descuentos eran realmente llamativos. Durante nuestro viaje estuvimos de compras en el que está junto al World Trade Center y también en el que está en la 66, al oeste de Central Park. Es una buena opción para evitar desplazarse al outlet de Woodbury, para el que necesitaríamos, al menos, una mañana completa.

En el segundo día en la ciudad, dedicamos la mañana a pasear por Central Park. Todo lo que os cuente acerca de este oasis de paz en el corazón de Manhattan, se quedaría corto. No defrauda y está lleno de rincones encantadores y muy especiales. Para comer nos decidimos por uno de los lugares más curiosos en los que hemos estado, el “Frying Pan”, un barco situado en uno de los muelles del rio Hudson, reconvertido en restaurante. Por la tarde paseamos por High Line, las antiguas vías del tren que la ciudad ha reconvertido majestuosamente en un parque elevado, es uno de mis lugares favoritos de la ciudad. Continuamos el paseo hacia el Chelsea Market, atravesando lo que nosotros siempre recordaremos como “la calle de las flores”, una calle llena de tiendas de flores, con verdaderas maravillas que se ha convertido casi en un jardín,  con destino al edificio que más ganas teníamos de visitar, el Flatiron Building. Un edificio con una forma muy peculiar que siempre nos había llamado la atención, limitado al sur por la Calle 22, al oeste por la Quinta Avenida y al este por Broadway. Estas dos últimas calles confluyen delante del edificio con la Calle 23, a la altura de Madison Square. El momento fue mágico, no os podéis imaginar lo que nos maravilló. Por la noche volvimos a Times Square, queríamos conocer la plaza por la noche y disfrutar de sus famosísimos carteles luminosos.


El jueves se despertó lluvioso por lo que aprovechamos la mañana para dedicarla a las compras, Nueva York es la ciudad perfecta para ello. Ya os podéis imaginar la inmensa variedad de cosas que se pueden encontrar. Por la tarde, aprovechando que la lluvia nos daba una tregua, cogimos el metro hasta el Ayuntamiento de nueva york y desde ahí paseamos hasta llegar a Chinatown y Little Italy. Dos barrios llenos de personalidad y que nos encantaron. Verdaderamente parece que no estés en NY y que por un momento te hayas teletransportado. Desde ahí, seguimos nuestra ruta hasta el Soho, uno de nuestros barrios favoritos en NY, lleno de vida, de tiendas maravillosas (aquí encontrareis la tienda del MoMa por ejemplo) y con un ambiente genial para pasear.

Viernes en Manhattan, así que maravillados por las vistas de la zona financiera de Manhattan que habíamos disfrutado desde Staten Island, decidimos cruzar en metro el East River para llegar a Brookyn y ver desde allí los puente de Brooklyn y de Manhattan. La zona oeste de Brooklyn y la zona del Dumbo, son realmente pintorescas. Nos sorprendió gratamente el Brooklyn Bridge Park y no puedo evitar hacer una mención especial a una tienda de decoración exquisita que descubrimos a orillas del río, West Elm. Si queréis que escriba un post dedicado a las tiendas deco que visité, dejádmelo en comentarios y me pongo a ello.

Para comer elegimos un local que nos habían recomentado, el bar de Earl. La verdad es que cuando nos decidimos a comer allí, estábamos lejísimos y además no estaba situado cerca de nada que tuviéramos previsto para ese día. Pero nos armamos de energía y emprendimos un largo paseo que nos llevó desde la 32 hasta la 97. Pero nos encantó. Aprovechando el recorrido paseamos por el Upper East Side y Park Avenue y al llegar al bar, no encontramos un local típicamente americano, en el que nos sirvieron dos sándwiches de pulled pork, acompañados de las mejores patatas fritas que os podáis imaginar. Recomendable 100%. Después de comer, parada en uno de los cientos de Starbucks que encontraréis en la ciudad, para reponer fuerzas y continuar con nuestro día. Por la tarde paseamos hasta el Guggenheim y el Metropolitan para después visitar la estación de Gran Central y el edificio Chrysler, otro de nuestros edificios favoritos de la ciudad.

De nuestro último día solo pudimos disfrutar la mañana, puesto que el avión que nos llevaría hasta nuestro próximo destino, salía a las 19 horas. Así que aprovechamos para visitar Bryant Park y hacer algunas compras de última hora. El resto de la aventura, próximamente en sus pantallas…

Si estáis preparando vuestro viaje a Nueva York y tenéis cualquier duda, os espero en comentarios o en el correo electrónico. Espero que os haya gustado, gracias por leerme!

 I hope you like it, thanks for reading!

-> SHOP ONLINE <-

Sígueme en / Follow me
FACEBOOK TWITTER * GOOGLE + * INSTAGRAM



2 respuestas a “NUEVA YORK: VIAJE DE NOVIOS VOL.I”

  1. Ale dice:

    Hola M José!
    Me ha encantado el post y las fotos son preciosas!!!Por un momento me he imaginado paseando por NY.

    Por favor me encantaría que escribieras un post dedicado a las tiendas deco que visitasteis, sería estupendo!

    Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *